viernes, septiembre 24, 2021
viernes, 24 septiembre 2021
Inicio Coronavirus La vacuna ayudó a las periodistas Graciela Rodríguez y Wilda Rodríguez a...

La vacuna ayudó a las periodistas Graciela Rodríguez y Wilda Rodríguez a sobrevivir el COVID-19

14 de septiembre de 2021 - 11:33 am Modificado: 9:10 pm

Las periodistas Wilda Rodríguez y Graciela Rodríguez Martinó, junto a su médico Zoilo López, están convencidas de que haberse vacunado las ayudó a sobrevivir la enfermedad COVID-19.

Por ello, hoy dan testimonio de su experiencia y recomiendan la vacunación a toda persona mayor de 12 años apta para recibir las dosis producidas por Moderna, Pfizer o Johnson & Johnson.

“Mi médico [Zoilo López] estaba bastante tranquilo por el hecho de que estábamos vacunadas, por mis condiciones. Yo soy asmática, soy hipertensa, tengo unas condiciones de artritis y tengo 75 años. Y el médico nuestro nos dijo que si no nos hubiésemos vacunado nos perdía”, contó Wilda en entrevista con Voces del Sur.

El galeno también les indicó que, aunque la salud de Graciela no estaba tan comprometida, hubiera estado en riesgo de morir al descuidarse para atender a su pareja.

Desde que se declaró la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 en marzo de 2020 y comenzó la cuarentena en Puerto Rico, las periodistas se autoimpusieron un riguroso encierro para protegerse.  

Wilda se vacunó en marzo y Graciela en abril de este año. A partir de ese momento, flexibilizaron de a poco sus actividades de socialización y comenzaron a compartir con personas vacunadas.

Cuando el gobierno local -copiando a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos- eximió a las personas vacunadas de usar mascarilla, desde el 5 de julio, Wilda y Graciela adoptaron la práctica.

“Yo participé de la falsa seguridad que nos dieron de que los vacunados pueden estar en sitios abiertos sin mascarilla”, reconoció Graciela.

“Esta falsa seguridad, nosotras caímos en ella”, añadió Wilda.

A pesar de esto, ellas y su médico concluyeron que el contagio ocurrió en un lugar cerrado.

“Según el tracto que nos hizo el médico, nos contagiamos en un sitio cerrado donde realmente había poca gente, entre ellos un médico, porque estaba lloviendo afuera y entramos. Y ahí es que nosotras entendemos que nos infectamos el 2 de agosto”, explicó Graciela.

Tres días después, Wilda sintió malestar leve. El viernes, 6 de agosto, ambas presentaron tos seca y sospecharon de inmediato que se trataba de COVID-19. Una prueba casera confirmó el diagnóstico.

Graciela contó que sintió un insoportable dolor de cabeza, congestión nasal, cansancio y fiebre. Wilda, entretanto, tuvo cansancio extremo, dolor generalizado y delirio. La oxigenación de ambas, afortunadamente, se mantuvo en niveles seguros.

“Yo no le deseo a nadie que muera de COVID. La gente que muere de COVID tiene un enfrentamiento con la muerte bien difícil. Es una desesperación, es una incertidumbre, es una angustia. Tienen que morir bien angustiados. Es una indefensión tan y tan grande. Es realmente no saber si mañana tú vas a amanecer. Es ver las caras de tus seres queridos y saber que están tan desesperados o más desesperadas que tú porque no saben qué pueden esperar. Eso yo no se lo deseo a nadie”, describió Wilda.

Al recordar esos días, Graciela concluyó: “yo sé que yo no hubiera aguantado sin la vacuna”.

La pareja contó con una red de apoyo compuesta por familiares y amigos que les llevaron alimentos y bebidas para ayudarlas a recuperarse. Ese periodo lo pasaron con vitaminas C, D y Zinc, acetaminofén, sopas y jugos. Además, el Dr. Zoilo López, emergenciólogo y médico de familia, las monitoreaba tres veces al día.

“Yo les digo a ustedes y se los digo de todo corazón, vacúnense, procuren que se vacunen sus familiares. Háganlo, háganlo por el bien colectivo, pero háganlo por ustedes y sus familias porque realmente esa desesperación es horrible”, exhortó Wilda.

Las personas de 12 años o más pueden vacunarse contra el COVID-19 en Puerto Rico. Asimismo, las personas inmunocomprometidas pueden recibir la tercera dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, al menos 28 días después de haber completado la serie.

© Copyright 2020, Todos los derechos reservados. | Nexo Comunicaciones Inc

Michelle Estrada Torres
Periodista y profesora oriunda de Ponce, Puerto Rico. Su experiencia periodística incluye trabajo reporteril, investigación, edición; producción de textos, fotos y vídeos; y cobertura multimedios y multiplataforma. En Inter Ponce imparte cursos de periodismo y medios de comunicación.