lunes, noviembre 30, 2020
lunes, 30 noviembre 2020
Inicio Coronavirus Recomendaciones para dar clases en el hogar a niños con necesidades especiales

Recomendaciones para dar clases en el hogar a niños con necesidades especiales

11 de abril de 2020 - 1:28 pm

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

Para muchos padres y madres, quedarse en el hogar durante la cuarentena por el COVID-19 ha resultado difícil de asimilar ya que, como parte de esta nueva realidad, se han tenido que hacer cargo de facilitar la educación a sus hijos diariamente.

Aquellos que tienen niños y niñas con necesidades especiales enfrentan un reto mayor, porque muchos no cuentan con las destrezas únicas y particulares que adquieren los maestros de educación especial.

Es por esto que José Luis Cordovés Avilés, profesor de educación general, educación especial y especialista en autismo en el recinto ponceño de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR), compartió con Voces del Sur varias recomendaciones para que padres y madres puedan facilitar la educación de sus hijos:

  • Involucrarse en el proceso

Es importante que los padres sigan las instrucciones de los maestros y se involucren en el proceso de enseñanza.

“Si van a tener éxito de ese proceso va a depender de eso, recordando que esto no fue algo que pudo ser planificado con anterioridad, fue algo que tuvo que surgir de manera espontánea dada la emergencia por el asunto del coronavirus”, indicó.

  • Ajustarse a la realidad del niño

Aquellos padres de niños con necesidades significativas en términos físicos o cognoscitivos deberán buscar ayuda para atender las necesidades particulares del estudiante.

“Dependiendo en la naturaleza de la condición que tenga el estudiante, hay condiciones que se pueden considerar más leves donde quizás no sea tan necesaria esa intervención directa de los padres, pero me preocupa más los estudiantes con condiciones más significativas, ya sea significativas en términos físicos o cognoscitivos. Eso requiere que los padres (tengan) unas destrezas, unas destrezas que son los maestros los que las tienen. Entonces, para que esto pueda tener éxito, el padre va a tener que aprender mucho y rápido”, explicó.

  • Tener una buena relación con los maestros

La comunicación entre los padres y los maestros es apremiante. Sobre todo, para niños que tienen necesidades cognoscitivas y físicas. Por ende, la comunicación entre ambas partes tiene que ser pacífica y constante.

“Veo mucha intolerancia de las partes. Los padres tienen que entender que no es lo mismo, no va a ser lo mismo que sus hijos estén en sus hogares recibiendo la educación a como cuando estaban en la escuela. Tienen que entender que los maestros también están haciendo el mejor esfuerzo dentro de una circunstancia en la cual tampoco estaban preparados y están básicamente aprendiendo en la marcha. Los maestros también tienen que entender lo mismo”, subrayó.

  • Estructurar la enseñanza

Igual que en la escuela, es importante estructurar cada día y mantener una agenda diaria.

“Psicológicamente hablando, el estudiante, y más si tiene condiciones significativas, no asocia el hogar como si fuese una escuela. Entonces, el padre ya comienza la primera línea de batalla. Tiene que tratar de crear una estructura en el hogar donde el estudiante entienda que hay que seguir unos horarios para tratar de cumplir con unas cosas educativas”, afirmó.

  • Utilizar el refuerzo positivo 

La motivación y las recompensas proveen a los estudiantes motivos para continuar con la educación y para efectuarla de la mejor manera posible.

Otro reto: falta de recursos tecnológicos

Facilitar la educación desde el hogar conlleva otro gran reto para padres y docentes: la falta de equipo electrónico y conexión a Internet. Por lo tanto, muchos estudiantes y maestros que no cuentan con la conexión cibernética han recurrido a efectuar toda la labor meramente con los gigabits del celular móvil.

“No necesariamente todos los hogares de los estudiantes tienen todas las infraestructuras tecnológicas ideales, también hay maestros que no necesariamente tienen en sus hogares la infraestructura tecnológica ideal. Conozco casos que maestros que viven en áreas geográficas donde el Internet, si lo hay, es muy débil, también tengo estudiantes así. Lo que pasa es que estamos en una situación inesperada para la cual nadie se la imaginó, no se previó, no había unos planes alternos para poder funcionar bajo las circunstancias”, reiteró.

Publicado: 11 de abril de 2020

© Copyright 2020, Todos los derechos reservados. | Nexo Comunicaciones Inc

Sara R. Marrero Cabán
Periodista de Villalba, Puerto Rico. Es graduada de la Universidad Interamericana de Puerto Rico en Ponce, donde obtuvo un bachillerato en artes en comunicaciones con un grado menor en psicología. Su labor incluye trabajo reporteril, creación de contenido para redes y producción de textos, fotos y vídeos.