sábado, febrero 4, 2023
sábado, 4 febrero 2023
Inicio Noticias Jurado encuentra no culpable a Tito Kayak

Jurado encuentra no culpable a Tito Kayak

1 de agosto de 2019 - 1:03 pm

Sara R. Marrero Cabán
Voces del Sur

El ambientalista Alberto de Jesús Mercado “Tito Kayak” fue encontrado no culpable hoy, jueves, en el Tribunal de Ponce por un cargo de apropiación ilegal agravada.

El veredicto del jurado, compuesto por ocho mujeres y cuatro hombres, fue ­­­de 11-1.

“Quiero agradecer a los abogados y (al público). Yo creo que aquí (esto) fue un caso de persecución. Aquí hay prueba a veces de atropello. El atropello de la policía viene de muchas formas. A veces es físico y a veces, como podemos ver en este caso, en la mentira”, expresó Tito Kayak en un aparte con Voces del Sur.

Con aplausos y bulla, el público celebró la decisión en sala.

Integrantes del Campamento en contra del depósito de cenizas en Peñuelas y la defensa de “Tito Kayak” celebraron el veredicto de no culpabilidad a las afueras del tribunal.
Integrantes del Campamento en contra del depósito de cenizas en Peñuelas y la defensa de “Tito Kayak” celebraron el veredicto de no culpabilidad a las afueras del tribunal. (Voces del Sur/ Sara R. Marrero Cabán)

El juez Miguel Cordero refutó estas acciones.

“¿Qué parte usted no entendió de que mantuvieran silencio en sala? Son adultos mayores. (Su actitud en sala) da mucho de qué decir”, repudió.

El Ministerio Público había acusado a Tito Kayak de apagar un generador eléctrico utilizado por la Uniformada el 3 de agosto de 2017 durante una manifestación ciudadana en el Campamento contra las cenizas de carbón en Peñuelas y apropiarse de la cartuchera que contenía las llaves y la tarjeta para suplir combustible. El generador estaba conectado a unas luminarias empleadas para iluminar el área en la carretera PR-385.

El juicio se dilató por múltiples razones incluyendo el paso del huracán María sobre Puerto Rico y luego debido a una controversia por el uso de camisas con mensajes alusivos en contra de las cenizas de carbón por parte de miembros del público.

Durante el juicio, el Ministerio Público, representado por los fiscales Carlos González López y Annette Esteves, sentaron a declarar a tres testigos, todos agentes policiacos.

Los testigos fueron: el teniente Ramiro Fernández Colón y los agentes Milton Feliciano y José Vélez.

Los abogados Donald Milán Guindín, Pedro Santiago Vélez y Ángel Mangual Correa conformaron la defensa del acusado.

Argumentación final del Ministerio Público

“En el día de hoy, reitero las palabras de mi compañero: nadie está por encima de la ley”, afirmó la fiscal Esteves ante el jurado al presentar su argumentación final. “Tanto el compañero (Carlos González) como esta servidora hemos cumplido en probar esto más allá de lo razonable”, aseveró.

Aludiendo al día de los alegados hechos, subrayó que el acusado cometió un acto “ilegal, voluntaria, a propósito y con conocimiento” mediante el hurto de llaves, una cartuchera y una tarjeta de combustible que le pertenecía al Gobierno de Puerto Rico.

Además, comentó que el inspector Adrián Figueroa, quien fue el primer testigo del caso, “no dio instrucciones para arrestar al acusado porque solamente eran siete policías y habían más de 100 a 150 manifestantes”.

Por otra parte, rememoró el testimonio del teniente Ramiro Fernández Colón, quien testificó haber visto a Tito Kayak cometer la apropiación ilegal.

“El teniente le dice a Tito Kayak ‘te llevaste las llaves y yo te vi’, y ¿cuál fue la respuesta del señor acusado? ‘Brégate con eso’ y se rio”, expresó la fiscal.

“Queremos que Puerto Rico siga siendo un país de ley y orden. Hoy, más que nunca, necesitamos eso. Donde terminan mis derechos, comienzan los (suyos)”, concluyó.

Argumento final de la defensa

Por su parte, el abogado Milán Guindín presentó el argumento final de la defensa.

“Nunca hubiera esperado tener un día tan exitoso como el día de ayer. Primero (los testigos) le dijeron una cosa y, a preguntas nuestras, tuvieron que admitir ‘yo no lo vi’. Para mí, esto ha sido mágico y a mí me ha llegado fuerte, porque es de las pocas veces que uno tiene la oportunidad de interrogar a alguien y que salga la verdad”, subrayó.

El abogado enfatizó que los testimonios del teniente Fernández Colón y el agente Milton Feliciano fueron incongruentes con lo redactado en la declaración jurada.

“¿Qué mintieron bajo juramento? Pues, mira, yo espero que eso se resuelva en otro momento”, aseveró.

También cuestionó la razón por la cual, ya que no fue arrestado al momento del alegado robo supuestamente por motivos de seguridad, tampoco fue citado para comparecer en el cuartel de Peñuelas más tarde ese día o temprano al día siguiente, sino que fue arrestado varios días después.

Además, reiteró que tampoco buscaron los artículos hurtados.

Responde la Fiscalía

Finalmente, el fiscal Carlos González López comenzó su segundo y último turno de argumentación criticando el estilo del abogado al citar las palabras del personaje bíblico, el rey Salomón, en el libro de Proverbios: “Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra. Mas con los humildes está la sabiduría”.

“Yo no vengo a hablar de mí. Yo vengo a hablar de la prueba en un lenguaje sencillo y de sentido común”, comentó.

Ante esto, Milán Guindín intentó objetar, lo que el magistrado, de la sala 501 del Tribunal de Ponce, denegó por ser parte del proceso de argumentación final. Como consecuencia, murmuró a uno de sus compañeros de la defensa que la referencia fue “una falta de respeto”.

Luego, el fiscal basó su argumento en que es necesario encontrar culpable al acusado para así mantener “ley y orden” en la isla.

“¿Somos o no somos una sociedad que respeta la ley? Cometer delito no puede ser la razón de la protesta. Las cosas no se resuelven solas. ¿La ley no es importante? ¿No hay que mantener un orden? Quien no respeta la Policía, no respetará los derechos suyos. Si la ley no tiene consecuencias, ¿qué ocurre? Una anarquía”, concluyó.

Publicado: 1 de agosto de 2019 

© Copyright 2020, Todos los derechos reservados. | Nexo Comunicaciones Inc

Sara R. Marrero Cabán
Periodista de Villalba, Puerto Rico. Es graduada de la Universidad Interamericana de Puerto Rico en Ponce, donde obtuvo un bachillerato en artes en comunicaciones con un grado menor en psicología. Su labor incluye trabajo reporteril, creación de contenido para redes y producción de textos, fotos y vídeos.